COMO AFECTA TU BOCA UN RESFRIADO COMUN

Escrito por Administrator.

Aquí te informamos sobre cuatro maneras en las que el resfrío puede afectar tu salud bucal:

1. DOLOR DE DIENTES

¿Tienes congestión nasal? Una sinusitis puede hacerte sentir dolorido y molesto. ¿Pero sabías que esta presión puede incluso dañar tus dientes? El seno más grande en su rostro se ubica por encima de la mandíbula superior y cuando se llena de fluido, se ejerce presión sobre las raíces de los dientes y esto ocasiona dolor de dientes.

2. Mal aliento

El goteo posnasal es un exceso de moco que se filtra por la parte posterior de la boca. Las causas del goteo posnasal son los resfríos, las alergias o las infecciones bacterianas. Al generarse este exceso de moco, se crea un ambiente propicio para que la bacteria se multiplique y genere olor en la descarga. En consecuencia, da mal aliento.

3. Dolor de garganta

El resfrío común es la causa más popular del dolor de garganta. El síntoma por lo general se manifiesta junto con otros síntomas, como la tos, el estornudo, dolores musculares y de articulaciones, fatiga y moqueo nasal.

4. Boca seca

Respirar por la boca puede generar sequedad en la boca. El problema puede empeorarse con antihistamínicos y descongestivos. La saliva desempeña un rol importante en la lucha contra las caries al eliminar las bacterias que causan placas, de modo que manténgase hidratado y beba mucho líquido.

5 CONSEJOS PARA LA SALUD DE LA BOCA DURANTE UN EPISODIO DE GRIPA:

Esta es la época en que todos a su alrededor comienzan a estornudar y toser. Cuando te enfermas, es posible que tus dientes no sean su prioridad. Pero si tienes un resfrío o gripe es posible que estos afecten tu boca. Esto es lo que puede hacer para mantener tus dientes saludables.

1. Cepilla bien tus dientes. Estar enfermo puede ser extenuante, pero asegúrese de cepillar sus dientes y usar el hilo dental. Recuerde cepillar sus dientes durante dos minutos como mínimo, al menos dos veces al día.

2. Bebe mucho líquido.

Al estar enfermo es importante mantenerse hidratado, debido a que tu organismo necesita más líquido para combatir la infección. La boca seca es un problema común, especialmente cuando no se puede respirar bien por la nariz. Debido a que la saliva es un factor clave para controlar las bacterias que causan caries, una boca seca puede aumentar las posibilidades de desarrollar caries y enfermedades en las encías. Toma mucha agua, sopa y jugos.

3. Desecha tu cepillo de dientes.

Cuando te sientas mejor, reemplaza tu cepillo de dientes. Tu viejo cepillo de dientes puede alojar bacterias que lo pueden volver a infectar.

4. Has gárgaras con agua salada.

Disuelve una cucharada de sal en un vaso de agua tibia. Has gárgaras y escupe hasta eliminar toda el agua. Esto reduce las bacterias nocivas en la boca y en la garganta, minimizando los efectos del mal aliento y la placa.

5. Elije medicamentos sin azúcar.

Muchas pastillas y jarabes para la tos contienen azúcar para endulzar las dosis. Aunque venga con la medicación, este azúcar puede provocar caries dentales y perjudicar sus encías. Compra medicamentos que estén endulzados con sustitutos del azúcar como xilitol o sacarosa. Si no puedes encontrar alternativas sin azúcar, asegúrate de cepillarte o enjuagarte posteriormente. Si tu medicamento es ácido, espera al menos media hora antes de cepillarte para que el esmalte se endurezca.

Consulta con nuestros odontologos expertos.