COMO AFECTA EL SIDA TU SALUD ORAL

Escrito por Administrator.

En una persona VIH-positiva, la salud de su boca posiblemente no sea una de sus prioridades. Pero las enfermedades crónicas, como el VIH y el SIDA, pueden ponerlo en riesgo de padecer ciertos problemas de salud bucal. Algunas de esas enfermedades pueden afectar a cualquier persona, más allá de su estado con relación al VIH, mientras que otros síntomas únicamente aparecen en las personas que tienen un sistema inmune comprometido. Esto es lo que tiene que observar y la forma en que debe protegerse.

BOCA SECA Y CARIES

Algunos medicamentos contra el VIH, e incluso el mismo virus, pueden estar vinculados a una disminución de la saliva. Dado que la saliva ayuda a eliminar los restos y combatir las bacterias nocivas, la sequedad en la boca puede aumentar su riesgo de desarrollar caries. Afortunadamente, ese problema común es simple de tratar. Beba agua frecuentemente y consuma goma de mascar o caramelos sin azúcar para estimular el flujo de saliva. Si la boca seca continúa siendo un problema, hable con su dentista sobre los productos de saliva artificial.

LESIONES ORALES

La persona que padece VIH, posiblemente sea más propensa a desarrollar aftas dentro y alrededor de su boca. Este problema puede tener diferentes causas.

Las protuberancias blancas con relieve dentro de la boca pueden ser generadas por el virus del papiloma humano (VPH). Dichas lesiones, que pueden ser suaves, duras o tener forma de coliflor, pueden evitarse al tener sexo seguro y al reducir o eliminar la ingesta de alcohol y tabaco. El VPH se vincula al cáncer en la boca, por eso comuníquese de inmediato con su dentista si nota alguna protuberancia que coincide con esta descripción.

Las aftas son otro tipo de lesión oral. Estas protuberancias planas con bordes rojos no son peligrosas pero sí pueden dificultar la ingesta de alimentos. Su médico puede recetarle un enjuague bucal o medicamento tópico para las aftas que no se curan solas. También puede reducir su posibilidad de desarrollar aftas al utilizar una pasta dental que no contenga laurilsulfato de sodio. Las ampollas de herpes, que a menudo se confunden con las aftas, también son comunes en las personas que tienen sistemas inmunes comprometidos. En un sistema inmune débil, estas ampollas pueden volverse muy grandes o dolorosas. Aparecen dentro de la boca o alrededor de los labios. Los herpes pueden tratarse con medicamentos antivirales.

CANDIDIASIS ORAL

La candidiasis oral es una infección micótica que se produce en la boca. Este es un síntoma que frecuentemente indica que el sistema inmune está deprimido, por lo que debe informarle a su médico si detecta parches blancos en su boca. La candidiasis normalmente aparece en la lengua o en el paladar, pero también puede generar protuberancias en las comisuras de los labios. La sequedad de la boca puede hacer que la candidiasis empeore. Para tratar esta enfermedad, su médico le recetará un medicamento antimicótico.

ENFERMEDADES DE LAS ENCIAS

Ser VIH positivo lo vuelve más propenso a desarrollar un tipo específico de inflamación de las encías. La primera etapa se denomina eritema gingival lineal (ELG) y aparece como un enrojecimiento de la línea de la encía. Esta enfermedad, que normalmente se denomina "gingivitis de VIH", es común entre las personas con un sistema inmune deprimido. Si no se detecta a tiempo, la enfermedad puede progresar hasta convertirse en una enfermedad más de las encías, lo que eventualmente destruye las encías y huesos de soporte para los dientes. Si padece ELG, consulte a su dentista sobre un enjuague bucal antimicrobiano. Y, como siempre, siga una rutina de higiene dental regular: lávese los dientes usando pasta dental con flúor dos veces al día y use hilo dental al menos una vez al día. Si padece una enfermedad grave de las encías, su dentista puede recomendarle limpieza de sarro y alisado radicular u otros tratamientos para las encías. Protéjase de la enfermedad de las encías al lavarse los dientes siguiendo buenos hábitos de higiene dental. Consulte a su dentista con regularidad para poder detecta a tiempo cualquier enfermedad de las encías.

LEUCOPLASIA PILOSA

Esta enfermedad es un claro indicador de VIH que se muestra como un parche blanco a los costados de la lengua. La capa blanca pilosa está compuesta de queratina, el mismo tipo de célula que se forma en la piel. La leucoplasia no causa dolor ni incomodidad, pero los medicamentos contra el VIH más el cepillado y uso de hilo dental a diario colaboran para que desaparezca.

Consulta con nuestros patólogos expertos.